Fraude en Empresas

Detectives privados para la detección, solución y prevención de fraudes dentro de las empresas

Fraude en empresas

El fraude en empresas afecta directamente a la economía del negocio e indirectamente a la satisfacción y productividad de los empleados.

Son frecuentes los casos de fraude en empresas: desvío de fondos, fuga de información, contratación indebida de proveedores...

El hecho de que sucedan estos casos de fraude repercute como es lógico en la rentabilidad de la empresa.

Pero también lo hace en la productividad de los empleados cuando estos detectan prácticas fraudulentas dentro de la organización. Éstos perciben incomodidad y desmotivación que puede deribar además de en inproductividad, en abandono o lo que es peor: conductas fraudulentas propias.

¿Qué es el fraude en empresas?

Un fraude es un engaño para sacar beneficio propio, normalmente económico, perjudicando injustamente a la otra parte.

En empresas esto se traduce habitualmente en empleados con cierta responsabilidad que ven la oportunidad de sacar un dinero extra aprovechando su cargo o la información con la que trabajan.

Algunos fraudes en empresas son los siguientes:

  • Desvío de fondos: se considera delito de apropiación indebida y es uno de los fraudes más graves para las compañías, para el cual el mejor remedio es la prevención.

  • Fuga de información: la venta de información a la competencia puede resultar en grandes pérdidas y es dificil de detectar sin la ayuda de detectives privados.

  • Contratación indebida: Los responsables de la contratación de empleados o proveedores a menudo sienten la tentación de beneficiar a amigos o familiares, aunque no estén preparados para asumir el cargo. El caso más grave lo encontramos cuando llegan a crear falsas empresas para llevarse el trabajo de proveedores.

  • Hurtos: los hurtos de material de mayor o menor valor dentro de la empresa son señal de falta de lealtad del empleado y pueden derivar fácilmente en fraudes más graves para la compañía.

Prevención de fraude

La mejor forma de combatir el fraude en empresas es la prevención.

La ejecución pública de medidas preventivas, tales como las auditorías internas, aumentan la percepción de riesgo, resultando en una disminución de las acciones fraudulentas. Así mismo, produce una sensación de seguridad entre los trabajadores honestos, lo cual beneficia su productividad y satisfacción dentro de la compañía.

Algunas medidas de preveción de fraude en empresas:

  • Creación de un canal confidencial de denuncias: dará la confianza a los trabajadores de que son tratados justamente en la compañía.

  • Informes de potenciales colaboradores: previo a fusiones, adquisiciones o incorporación de socios, incluso proveedores o clientes, la solicitud de información y referencias de los mismos puede ahorrar mucho tiempo y dinero a la compañía.

  • Auditorías internas antifraude: le ayudarán a controlar el trabajo de sus empleados en todos los departamentos, no solo el financiero, aumentando la seguridad de sus trabajadores.

  • Control de bajas laborales: todos estamos al corriente de lo frecuentes que son las bajas fingidas

  • Informes prelaborales: consisten en investigar los antecedentes de los candidatos a ser contratados y contrastar los datos de su currículum con referencias.

  • Control de actividad y rendimiento: a través del seguimiento periódico de directivos, comerciales y demás empleados con responsabilidad mantendrá la productividad de los mismos y evitará fraudes.

Detección de fraude

Si todavía no tiene implantado en su empresa un modelo de prevención de fraude en empresas y sospecha que la rentabilidad de su empresa se está viendo afectada por alguna práctica fraudulenta, le recomendamos que lleve a cabo alguna de las siguientes soluciones para la detección de fraude, combinada con la implantación del modelo de prevención.

  • Cliente simulado: especialmente útil para el control del servicio, delegaciones y franquicias; para comprobar el cumplimiento de las normas internas de la compañía y defender la imagen de la misma.

  • Empleado infiltrado: una estrategia útil para detectar fugas de información, hurtos, mala praxis, desvío de fondos, empleados descontentos potencialmente fraudulentos, etc.

Denuncia de fraude

Una vez detectado el fraude en la empresa es importante mantener la calma y la discreción para evitar que el culpable se percate y lleve a cabo una eliminación de pruebas.

Es importante recabar las pruebas del fraude en la empresa con el fin de poder emprender acciones legales y así minimizar el daño causado.

  • Recaudación de pruebas: tras la detección del fraude, la infiltración o simulación se continua con el fin de obtener el mayor número de pruebas para el equipo legal: desde documentos hasta grabaciones que delaten al infractor.

  • Localización y solvencia de deudores: es posible que el defraudador haya abandonado la compañía con anterioridad a la detección del fraude. En estos casos su localización será el primer paso para recuperar el dinero defraudado.

CONTACTO

tel. 650 341 538

Llámanos para recibir más información o presupuesto gratuito sin compromiso.

Una investigación discreta

En Detectives 360º tenemos un compromiso con la discreción. Gracias a este propósito conseguimos que nuestros clientes confían en nosotros y nos cuentan información importante para resolver el caso lo antes posible.

¿Quiere contratar este servicio?

¡Contáctenos! Nuestro despacho se encuentra por la zona de Cuzco (Madrid), podemos desplazarnos y reunirnos en el lugar que mejor le convenga.

Teléfono

650341538

WhatsApp / Telegram

650341538

Dirección

Cuzco, Madrid, España